Los niños tienen que ser enseñados sobre cómo pensar, no qué pensar.
Margaret Mead
El propósito general de la educación es convertir espejos en ventanas.
Sydney J. Harris
¡Estudia! No para saber una cosa más, sino para saberla mejor.
Séneca
Soy una parte de todo lo que he leído.
Theodore Roosevelt

4º Dia de la Educación.

 

dia educacion 4El pasado 14 de junio, a las 18 h, y en Salón de Actos del Centro Cultural La Confianza , se celebró el 4º Día de la Educación organizado por el Ayuntamiento de Valdepeñas. En este acto, como en actos anteriores se entregaron las distinciones y reconocimientos educativos a diferentes miembros de la comunidad educativa de Valdepeñas. En esta ocasión los reconocimientos que llevan el nombre del gran pedagogo valdepeñero Lorenzo Luzuriaga, recayeron para nuestro centro en:

- Profesores ya jubilados: Juani Moreno y Matilde Ruiz

- Profesor que se jubila este año: Miguel Peñasco

- Alumnos: del Bachillerato diurno Fernando Martín-Peñasco y del Bachillerato nocturno Luis Fernando Castellanos

- En representación del personal de administración: Lola Gil

Tanto Miguel como Lola pronunciaron un entrañable discurso sobre sus vivencias personales y su paso por el Instituto Bernardo de Balbuena.

Enhorabuena a todos.

 

Discurso de Lola Gil:

Agradezco sinceramente el reconocimiento que hoy, en 2012, se hace de mi trabajo en la Secretaría del Instituto Bernardo de Balbuena 40 años después de mi traslado a Madrid por motivos familiares. La ordenación y archivo de la documentación era una de mis funciones y celebro que el resultado de mi trabajo siga siendo hoy de utilidad.

Me agrada especialmente que se reconozcan mis 24 años de dedicación al que sigue siendo mi centro, el centro en el que estudié, el centro de mi pueblo, el centro en el que siempre me sentí como ahora vuelvo a sentirme, reconocida y plenamente integrada.

Valoro también muy positivamente que, en el día de la educación, Valdepeñas reconozca la labor de quienes trabajamos o hemos trabajado por la educación tanto dentro como fuera de las aulas. Pues la educación es tarea de todos y todos somos necesarios, algo que no siempre se tiene en cuenta.

Mi contacto con el Instituto Bernardo de Balbuena comenzó en 1940, cuando empecé en él como alumna de bachillerato. Volví en 1948, ya como funcionaria en la secretaría. D. Lorenzo Medina y D. Cecilio Muñoz me recibieron  en calidad de Director y Secretario accidentales y me introdujo en el trabajo de la secretaría del centro Fali Lasala. Trabajé con directores como D. Antonio Manzanares, D. Rafael Llamazares, D. Teodoro Alonso, D. Juan Manuel Ruiz. También con secretarios como Dª María Lanza, D. Cecilio Muñoz y D. José Castillo.

Pasé por las múltiples sedes que tuvo el Instituto, desde la calle Buensuceso a la calle Real, en lo que hoy es el Colegio Público Jesús Baeza, o la calle Castellanos, en el edificio ocupado por la Comisaría de Policía hasta hace unos meses, para acabar en el espléndido edificio actual construido por D. Miguel Fisac en el Parque Municipal.

Y cuando me marché a Madrid, fui reclamada por un antiguo profesor de este centro, D. Rafael Fernández, para continuar haciendo en el Instituto Beatriz Galindo el mismo trabajo que había hecho en Valdepeñas: organizar y dirigir la Secretaría, a la vez que actuaba como su secretaria particular. En ese instituto continué hasta mi jubilación, hace ya unos cuantos años.

Comprobaréis pues, que mi relación con mi instituto y con mi pueblo, donde sigo manteniendo una vivienda y donde vivo parte del año, abarca toda mi vida. Por eso, después de felicitar al resto de personas que comparten conmigo este reconocimiento, quiero despedirme dando las gracias al Ayuntamiento por haber puesto en marcha esta celebración, al Instituto Bernardo de Balbuena por recordar y valorar mi trabajo tantos años después, y a todas las personas presentes por escucharme.

 Muchas gracias.

 

Categorías:  Noticias