Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber.
Albert Einstein
Aprender sin reflexionar es malgastar la energía.
Confucio
A pesar de que ya soy mayor, sigo aprendiendo de mis discípulos.
Cicerón
¡Estudia! No para saber una cosa más, sino para saberla mejor.
Séneca
Soy una parte de todo lo que he leído.
Theodore Roosevelt

CONCURSO CARTAS DE AMOR SAN VALENTÍN

 

ivan carabaoEnhorabuena a nuestro alumno Iván Carabaño Antequera que está estudiando 4º de Eso.

     El concurso,organizado por el Consejo de la Juventud, en el cual quedó en primera posición en la categoría juvenil, trataba del amor debido al día de San Valentín. El amor entendido en un sentido muy amplio de la palabra. Se escribía en forma de carta.

     La carta va dirigida a su hermano Daniel, en la distancia y en la separación…

Te necesito…

Hola Daniel, hace tiempo que te fuiste a estudiar a Alemania y aquí ya no estás. Tu habitación sigue exactamente igual que cuando te marchaste. La ropa de tu armario conserva aún tu aroma. Ese olor a colonia de adolescente, ya que, cuando te marchaste, eras aún un joven muchacho que no había salido de España y que no había dejado jamás a su familia.

Mamá aunque se hace la fuerte, sigue llorando por los rincones cuando nadie la ve. Muchas noches se va a tu cama con la excusa de que, en la suya no puede dormir, pero lo hace para sentirte más cerca. Aunque parece que ya ha superado que estés fuera de casa, no puede vivir sin ti a su lado ayudándole. Todos los días se queda diez minutos mirando la pantalla del móvil esperando que la llames.

Papá, parecía que estaba deseando que te fueras, pero ahora, parece tonto, no sabe qué hacer sin ti y ya no sabe a quién regañarle. A veces se va a dar paseos nocturnos en los que cuando vuelve se seca las lágrimas y se acuesta, pero no para de dar vueltas en la cama.

La abuela, cuando vamos a su casa siempre le pregunta a mamá cómo estás, todo esto con lágrimas en los ojos, no la he vuelto a ver reír desde tu marcha.

Yo no sé de dónde he sacado las fuerzas para escribir esta carta. Un fuerte escalofrío recorre mi cuerpo con solo pensar que tengo que escribir esta carta. No me hago la idea de que ya no estés aquí conmigo, haciendo tonterías y picándome. Que tan solo vengas una vez cada año, por Navidad es una de las peores cosas. La casa ha perdido todo el encanto y solo pienso en que llegue ya la Navidad, para que vengas.

Esta carta me está costando un montón. Solo quiero verte y ver cómo estás de cambiado. Todas las noches pongo tu música y me quedo en vela escuchándola. Ahí es cuando oigo a mamá ir a tu habitación y a papá volver de sus paseos. Por favor, contéstame y llámame, necesito oír tu voz y que me consueles con solo escucharte. Te quiero mucho, te necesito aquí. Un beso. Tu hermano.

 

Categorías:  Noticias