La educación es el pasaporte hacia el futuro, el mañana pertenece a aquellos que se preparan para él en el día de hoy.
Malcolm X
Fórmate tú en vez de esperar a que te formen y modelen.
Herbet Spencer
El que ama la lectura tiene todo a su alcance.
William Godwin
Vive como si fueses a morir mañana. Aprende como si fueses a vivir para siempre.
Mahatma Gandhi
La educación es un descubrimiento progresivo de nuestra propia ignorancia.
Will Durant

Mi experiencia en La Haya

Cuando el pasado mes de febrero se nos dio la oportunidad a mí y a otras tres compañeras de asistir a la Sesión Nacional del Modelo de Parlamento Europeo como premio a nuestro trabajo durante semanas, no imaginaba que después de aquellos cuatro días agotadores en Madrid podría acabar en La Haya (Holanda).

foto II raquel la haya rLas Sesiones Internacionales del MEP son algo difícil de explicar a quienes no han vivido algo parecido. Implican mucho trabajo, sí, como siempre, pero también gran cantidad de momentos inolvidables. Te permiten profundizar en temas de mucha actualidad e interesarte más por ellos, como en mi caso, el problema del desempleo juvenil en la UE y la Estrategia 2020. Al mismo tiempo, al debatir constantemente en inglés, puedes perfeccionar el idioma y practicarlo de una manera única, hablando con gente de toda Europa. Y cómo no, el hecho de poder conocer mejor a jóvenes de mi edad procedentes de Alemania, Reino Unido, Bélgica, Francia, Holanda, etc., es algo que merece la pena aprovechar al máximo.

Los cinco chicos de la delegación española formamos un equipo estupendo y disfrutamos mucho de la experiencia. Además de las sesiones de debate diarias para preparar la Asamblea General, tuvimos otras actividades a lo largo de la semana, como gymkanas de “team building”, charlas de expertos sobre expresión corporal y técnicas de oratoria, cenas por delegaciones y comisiones, una tarde cultural, momentos en los que podíamos cantar y tocar el piano, e incluso una fiesta la última noche. Por supuesto, también pudimos visitar los lugares emblemáticos de La Haya, como el Parlamento, la Casa de la Democracia o el Provincial Government Hall, entre otros, y pasear por las calles decoradas ya con luces navideñas o probar todo tipo de dulces y comidas típicas del país en sus idílicas terrazas junto al fuego.

Puedo decir que el proyecto MEP me ha cambiado la vida en cierto modo, y que es sin duda una de las experiencias más enriquecedoras e increíbles en las que he podido tomar parte. Por eso animo a otros jóvenes de nuestro instituto a que participen en los años próximos, porque el esfuerzo y el duro trabajo llegan a dar su fruto, y de qué manera.

Raquel Ruiz Incertis

Categorías:  Noticias